En el año 2011, la ONU declaró el acceso a internet como un derecho humano por el que todos los gobiernos deben velar. Esto demuestra la gran importancia que ha ganado la web en la vida diaria de los seres humanos para poder llevar a cabo diversas tareas,entre ellas estudiar, comunicarse y realizar transacciones en línea como pagos y solicitudes a entidades bancarias o comercios.

Desde los años 90 hasta la actualidad hemos sido testigos de la evolución indetenible de la tecnología, que nos permite recibir productos fabricados en otro continente en tan solo días, o hacer llegar documentos, dinero e información en tan solo segundos.

Estas plataformas han sido claves para el desarrollo de las economías mundiales y han tendido puentes de intercambio entre los comercios de distintos países para el desarrollo de sus comercios e industrias.

Uno de los aspectos más importantes del internet es que permite el uso de diversas plataformas para manejar, enviar y cobrar dinero de forma rápida y segura. Hablamos de los portales transaccionales que llegaron para cambiar por completo la manera en la que funcionan los bancos e instituciones financieras a nivel mundial.

¿Qué es un portal transaccional?

Es una plataforma web que cuenta con todos los estándares de seguridad para que se envíe y reciba dinero. 

¿Qué puede hacerse a través de un portal transaccional?

Cada día estos portales reciben mejoras y nuevas herramientas para hacer la vida de usuarios y vendedores más sencilla. Sin embargo, los portales transaccionales elementales permiten a los usuarios: 

  1. Hacer pagos de servicios públicos o particulares
    Cada vez son más personas las que realizan sus pagos a través de una página web o app, evitando ir a oficinas y hacer filas. Esta apertura ha permitido agilizar procesos y liberar la carga burocrática que significa pagar en un lugar físico. 
  2. Transferir dinero a otras cuentas
    Los portales transaccionales permiten enviar recursos monetarios a otras cuentas bancarias. De esta forma también se ahorran tiempo y recursos para hacer filas en oficinas, y se evita el manejo de altas cantidades de efectivo, una amenaza latente a la seguridad de trabajadores y clientes de bancos.
  3. Comprar por internet
    Cada día son más las empresas que apuestan por vender en línea y hacer llegar sus productos a través de algún servicio de envíos y logística. Vender por internet se ha convertido en la manera más segura de globalizarse y ha permitido la conexión entre talentos e ideas a nivel mundial.
  4. Consultar movimientos
    Una de las grandes comodidades que los portales transaccionales le dan a los clientes es la oportunidad de consultar sus movimientos y tener muy claro qué se ha hecho en su cuenta. De esta forma, el usuario puede tener más claros los gastos y ganancias de su cuenta así como cualquier inconveniente con respecto a la seguridad de sus productos financieros. Así,los clientes pueden ver: compras realizadas, retiros de efectivo en cajeros automáticos, pagos de servicios públicos y privados, alertas sobre movimientos desconocidos o sospechosos.
  5. Consultar saldos
    Los portales transaccionales muestran el saldo de las cuentas en tiempo real. De esta forma, los usuarios pueden planificar su presupuesto y saber con cuánto dinero cuentan, ya sea en tarjetas de débito o crédito.
  6. Transferencias interbancarias. En el pasado, era necesario ir a una oficina bancaria para hacer transferencias entre bancos. Ahora, los portales transaccionales ofrecen este servicio. No suele ser inmediato y puede tomar entre 24 y 48 horas dependiendo de los estándares de seguridad de cada entidad, pero permite ahorrar a los usuarios tiempo y dinero en sus movimientos

Formas de pago online 

Gracias al crecimiento exponencial del comercio online, los desarrolladores se han visto empujados a crear más formas de pago a través de la web. 

Ya no se trata de simples páginas para trasladar dinero. Ahora vemos aplicaciones para transferir dinero con solo un número telefónico. Esto ha permitido que muchos emprendimientos y nuevos negocios crezcan y le ofrezcan a sus clientes más opciones a la hora de pagar.

Tener medio de pago online le da a los negocios una mejor posición frente a la competencia, ya que los clientes se sentirán más tranquilos y seguros al usar vías rápidas de pago. Además es una forma más ecológica y sostenible de reducir el uso innecesario de papel.

Las formas de pago online más populares en la actualidad son: 

  • Pasarelas de pago
    Las pasarelas de pago son proveedores de servicio incluidos en los sitios web de las tiendas que permiten a los usuarios realizar sus pagos de forma segura y transparente. A través de procesos de validación entre entidades y un soporte técnico, proporcionan una conexión segura entre el e-commerce y el comprador final, dando gran variedad de opciones: tarjetas de crédito, tarjetas débito, pagos en corresponsales bancarios y más.
  • Tarjetas de crédito o débito
    Este medio de pago nació en 1914 cuando la compañía Western Union ofrecía una tarjeta solo a sus más selectos clientes. Con ella, no solo podían disfrutar de un trato preferente, además disponían de una línea de crédito sin cargo alguno.Puede ser una tarjeta de plástico con una banda magnética, un microchip y un número en relieve. Es emitida por un banco o entidad financiera que autoriza a la persona a utilizarla como medio de pago en los negocios adheridos al sistema, mediante su firma y la exhibición de la tarjeta.Aunque ya tienen bastante tiempo entre nosotros, siguen siendo uno de los medios de pago preferidos por los usuarios y comercios.¿Cómo funciona? En el momento de la compra online, la pasarela de pago solicita al comprador los datos necesarios de la tarjeta. Seguidamente, envía la información a la entidad emisora de la tarjeta, la cual acepta o rechaza la operación e informa del estado de la transacción.
  • Transferencias bancarias
    No son tan populares porque toman más tiempo (sobre todo entre entidades). Sin embargo, son un medio conocido para realizar pagos. Entre sus ventajas vemos que el dinero se puede recibir por adelantado y conllevan un bajo costo para el comercio. Entre sus desventajas: suelen tardar más de 24 horas en hacerse efectivas, retrasando los procesos de compra y existe el riesgo de que el comprador no realice el pago.
  • Pagos por teléfono inteligente
    Se han popularizado mucho durante los últimos años. Requieren un sistema de NFC (Near Field Communication), como el contactless, en el que es necesario que tanto el cliente como el vendedor posean habilitados dispositivos con NFC. O sistemas MST (Magnetic Secure Transmission), en los que sólo se necesita que se configuren los datos de una tarjeta en una app.Los más populares son los Monederos virtuales, como Apple Pay, Google Wallet o Samsung Pay y las Apps propias de lo bancos como Nequi, Daviplata o BBVA Wallet.
  • Criptomonedas
    La más conocida es el Bitcoin y pueden utilizarse para realizar cualquier tipo de transacción, compra o transferencia monetaria.  La gran ventaja de los pagos en criptomonedas es que cuentan con una gran seguridad gracias a algoritmos criptográficos que permiten que las transferencias no se reviertan y mantengan un anonimato (no se sabe quién realizó la transacción, desde dónde se hizo ni quién la recibió). Se basa en tecnología Blockchain y elimina la figura del intermediario.Aunque no se ha popularizado ya que depende de servidores y tecnología más especializada, se espera que en un futuro no muy lejano, las criptomonedas sean un modelo de pago global y disponible en todo el mundo.
  • Billeteras electrónicas:
    Esta es una de las tendencias más importantes del E-Commerce actual que busca mejorar la experiencia del usuario de forma amplia y segura. Al utilizar el servicio, se le pregunta al usuario si quiere dejar sus datos en nuestra billetera para futuras compras, de esta forma se agiliza y optimiza su próxima experiencia. Entre sus beneficios encontramos:
  • Disminución de robos, ya que no habrá tanto efectivo.
  • Disponibilidad inmediata del dinero.
  • Más seguridad al momento de hacer las transacciones.
  • Disminución de costos de transacción.
  • Ahorro de tiempo.

El internet es más que una realidad, ya ha pasado a ser parte fundamental de nuestra vida cotidiana y sin sus facilidades no podríamos cumplir con muchas de nuestras obligaciones. 

Hoy más que nunca, con la emergencia sanitaria que vivimos debido al coronavirus Covid-19, las operaciones en línea están en auge y ofrecer a los usuarios una experiencia fluida y positiva es crucial para los comercios. Vivimos días llenos de incertidumbre y debemos, en lo posible, brindar a los clientes la tranquilidad de poder cumplir con pagos y actividades con la mayor normalidad posible. 

Los pagos en línea permiten a los dueños de tiendas y negocios agilizar sus procesos, ofrecer más servicios y enfocarse en el bienestar de sus clientes, permitiendo que éstos  ahorren  tiempo y energía. Ambos pueden ser parte de un engranaje más tecnológico, ágil y eficiente mientras usan formas más ecológicas y sostenibles de comprar y vender.