Es cierto que emprender implica retos muy grandes, muchas horas de trabajo y sacrificio. Lo más común es sentirse desorientado y no saber qué hacer para no fracasar en el intento. Una de las preguntas más comunes es ¿Cómo validar una idea? En Placetopay hemos acompañado muchas ideas de negocio. Como pasarelas de pagos tenemos buena experiencia y aquí te contamos cómo hacerlo:

Lo primero es encontrar personas interesadas en tu idea, posibles clientes o usuarios.

Luego consigue entrevistarlas: es muy importante conversar con ellos, tómate el tiempo suficiente para conocerlos y escucharlos, deja que ellos te cuenten cuáles son los problemas que tienen, verifica que tu idea encaje como solución a estos y aprovecha toda la información para evolucionar tu idea. Repite este ciclo cuantas veces sea necesario.

Recuerda que no toda solución a un problema tiene un cliente dispuesto a pagar

Siempre trata de encontrar razones por la cual tu idea no funcionaría, invalidar constantemente tu propia idea te dejará ver cómo hacerla evolucionar para resolver problemas reales, ya que esta será la propuesta de valor base del modelo de negocios.

¿Cómo definir el modelo de negocio?

Con la información obtenida de las entrevistas se puede responder a las siguientes preguntas: ¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos? ¿A quién va dirigido? En este punto te recomendamos utilizar un modelo ya estandarizado: Business Model Canvas o Lean canvas.

Validando el Modelo de Negocios

Con un modelo de negocio ya definido, debemos proceder a validarlo. Existen herramientas donde podrás ponerlo a prueba a bajo costo, por ejemplo: una landing page, perfiles en redes sociales, publicidad pagada… Recuerda tener una forma de medir las interacciones que generes. Si en esta instancia no tienes éxito, replantea de nuevo el modelo de negocio con lo aprendido de las iteraciones anteriormente generadas hasta que encuentres el modelo de negocio que funcione.

Si obtuviste éxito en esta validación, ya puedes pasar a definir el producto mínimo viable o MVP.

Definiendo y Validando el MVP

El objetivo es reducir los riesgos y la inversión para maximizar el aprendizaje, para esto recomendamos inicialmente definir un MVE (Experimento Mínimo Viable) usando la metodología “Design Thinking”. Una vez encuentres un MVE que genere valor, entonces puedes pasar a definir y desarrollar el MVP.

El MVP no tiene que lucir perfecto e incluir todas las funcionalidades que tienes pensadas, te recomendamos que incluyas sólo las funcionalidades validadas y esenciales para la razón de ser del negocio, de forma que obtengas valor y puedas salir a producción con el menor índice de «fallo» posible. Te recomendamos validar las funcionalidades de tu MVP usando las metodologías de validación de idea (entrevistas con posibles usuarios/clientes) y «Design Thinking”, e itera hasta que encuentres definir el MVP que se ajuste a las necesidades de los posibles usuarios

Recuerda: Pocas horas de validación pueden ahorrar semanas de trabajo y reducir muchos riesgos.

En Conclusión:

Ten en cuenta que no existe fórmula exacta para llegar al éxito. Para conseguirlo hay que trabajar con dedicación e inteligencia sin dejar de persistir por muy malo que sea el panorama, sobre todo en proyectos que iniciamos desde cero. Siempre podremos guiarnos de experiencias de otros e implementar estrategias que permitan minimizar los riesgos. Si necesitas ayuda haz uso de las asesoría gratuita de Fastcode.

Lee, aprende de experiencias de otros, sal “del edificio” en busca de contactos, valida tu idea/MVP constantemente.

Algunos Tips:

  • Analiza constantemente las métricas, toda la información que obtengas, será el aprendizaje que ayudará a seguir escalando el producto. Nunca dejes de validar.
  • Asiste a eventos relacionados con tu proyecto, haz todos los contactos que puedas.
  • Minimiza al máximo la «versión 1» de tu Idea para que logres salir a validar lo antes posible al menor costo posible. Incluso, si es posible, valida antes de hacer cualquier desarrollo.
  • Toma decisiones de doble vía, que siempre puedas hacer un plan B sin cambiar totalmente el curso.
  • Implementa en todos los procesos que puedas metodologías ágiles que te permitan reaccionar a tiempo a posibles inconvenientes.
  • Contrata personas/agencias con experiencia en validación de productos para una asesoría. En Fastcode te pueden ayudar.

Durante las entrevistas a tus clientes, evita:

  • Hablar más que escuchar.
  • Hacer preguntas cerradas (con respuestas si/no), ya que no te permiten conocer realmente al cliente y su verdadero problema.

Algunos ejemplos de preguntas adecuadas para validación de Idea/Producto:

  • ¿Cuál es el mayor problema que está teniendo con relación a (problema relacionado con la idea/producto)?
  • ¿Cuánto te está costando resolver este problema? (tiempo, dinero o productividad)
  • ¿Qué has hecho para intentar resolverlo?
  • ¿Cómo lo resuelves frecuentemente? ¿Te ha dado resultado?